Artículos y videos de divulgación, Artículos y vídeos sobre pequeños animales

¿Sabrías reconocer si tu perro tiene un problema de próstata?

¿Qué es la enfermedad prostática?

La próstata es una glándula sexual accesoria situada en la cavidad pélvica, que rodea la uretra alrededor del cuello de la vejiga. Esta glándula se atrofia tras la castración y su tamaño y función están bajo la influencia directa de las hormonas sexuales masculinas. Las enfermedades de la próstata son muy frecuentes, especialmente en machos no castrados adultos/geriátricos, con una media de edad de 9 años, aunque los machos castrados también pueden sufrir de algunas enfermedades prostáticas. En los gatos es muy raro. Es muy importante investigar y hacer las pruebas pertinentes en pacientes con signos de enfermedad prostática ya que el tratamiento y pronóstico variará en función de qué tipo de problema tenga.

 

¿Cuáles son los síntomas de enfermedad prostática?

Los síntomas más frecuentes son la presencia de sangre en la orina, descarga sanguinolenta desde la uretra, dificultad o molestias al defecar y menor fertilidad y pérdida de líbido (en machos no castrados). Dependiendo del tipo de enfermedad se pueden ver signos más serios como debilidad del tercio posterior, pérdida de apetito, vómitos, pérdida de peso, fiebre y apatía.

 

¿Qué pruebas son necesarias para el diagnóstico?

La historia clínica y examen físico pueden ser sugestivos de enfermedad prostática y hay que realizar otras pruebas para evaluar cada caso, como análisis de sangre y de orina, radiografías y ecografías, y en algunos casos análisis del fluido prostático, cultivos y biopsias de la próstata.

 

¿Qué tipos de enfermedad prostática existen y cuál es su tratamiento/pronóstico?

La hiperplasia prostática benigna (HPB) afecta a machos no castrados, y es similar a lo que ocurre en hombres. Como resultado de la estimulación hormonal la glándula se incrementa de tamaño. El 50% de los perros no castrados a partir de los 4-5 años tienen HPB. El principal tratamiento de la HPB es disminuir la fuente de hormonas mediante la castración quirúrgica o médica (tratamientos que bloquean temporalmente la acción de las hormonas sobre la próstata).

Prostatitis bacteriana: Las bacterias responsables de las infecciones prostáticas generalmente ascienden desde el tracto urinario inferior, y las prostatitis se suelen dar en próstatas que tienen alguna patología previa que altera sus mecanismos de defensa. Las prostatitis agudas pueden ser muy graves y la infección puede extenderse hasta el torrente sanguíneo produciendo cuadros sistémicos muy graves (sepsis). Las prostatitis crónicas generalmente aparecen en pacientes que tienen infecciones crónicas o recurrentes del tracto urinario inferior (y de ahí la importancia de revisar la próstata en estos pacientes). En casos de prostatitis el tratamiento consiste en antibioterapia y terapia de soporte en función de la condición del animal, recomendándose en cualquier caso la castración para una mejor resolución del problema y prevención de recaídas. En algunos casos con infecciones severas puede requerirse cirugía (abcesos prostáticos, peritonitis, etc).

Quistes prostáticos y paraprostáticos: en próstatas con HPB o prostatitis se pueden formar quistes dentro de la misma (prostáticos), o fuera de la glándula por un problema en su desarrollo (paraprostáticos). Hay que tratar la patología subyacente y en algunos casos puede ser necesario un tratamiento quirúrgico.

Neoplasia prostática: el cáncer de próstata normalmente afecta a perros mayores, tanto castrados como no castrados. Tienen un comportamiento muy agresivo, sobretodo porque se suelen detectar en estados ya muy avanzados, pudiendo producir metástasis a huesos, pulmones o ganglios linfáticos.

Ahora que ya sabes mucho más sobre los problemas de la próstata en los perros … no dudes en preguntarnos su te queda alguna duda o si estás interesado en que valoremos la próstata de tu mascota 😉

 

Enfermedad prostatica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *