Actualidad, Artículos y videos de divulgación, Artículos y vídeos sobre pequeños animales

Las plantas de Navidad y los peligros que suponen para las mascotas

Flor de Pascua

Las intoxicaciones son urgencias veterinarias que, por desgracia, se dan con bastante frecuencia en los perros y los gatos. 

Los cachorros, por ser más activos y curiosos, y algunos perros ancianos suelen verse más afectados. Aunque cualquier animal de cualquier edad puede estar expuesto a los tóxicos y sufrir las consecuencias…

Aunque no todos seamos conscientes, algunas plantas típicas de la Navidad como la Flor de Pascua (Poinsettia) o el acebo, pueden llegar a suponer un peligro para nuestras mascotas.

Hablaremos primero de la Flor de Navidad, Flor de Pascua o Poinsettia. Cada vez es más común verla en las casas en la época de Navidad. Si el animal mastica alguna de las hojas ingiere la savia que tiene la planta en su interior, siendo ésta uno de los componente más tóxicos. El contacto de esta savia con los ojos o la piel también puede provocar alteraciones. Los síntomas se asocian al efecto ligeramente cáustico, con vómitos, diarreas, alteraciones al tragar e inflamación de los órganos expuestos (glositis, faringitis, etc.), unido a una abundante salivación en los gatos. Si el contacto es con los ojos pueden aparecer problemas de úlceras, conjuntivitis y dermatitis en caso de la piel.

La otra planta que solemos ver en ésta época es el acebo. El acebo tiene las hojas parecidas a la encina y unos frutos redondos pequeños inicialmente verdes y luego rojos.

Su toxicidad se relaciona con problemas gastrointestinales, más o menos severos según la cantidad ingerida. Las partes más tóxicas son las hojas y los frutos rojos característicos. Normalmente, los problemas vienen por haber ingerido los frutos, ya que las hojas al tener espinas no es normal que se las coman. Si el perro ha ingerido acebo puede comenzar con vómitos y diarrea. En gatos es más común el aumento de salivación. Y en algunos casos también pueden presentar signos neurológicos.

Por suerte, la evolución de estos casos suele ser favorable, especialmente en animales adultos, si se establece un tratamiento adecuado y rápido. Pero si se demora su atención y además la dosis ingerida del compuesto tóxico es alta puede poner en peligro la vida del animal.

En caso de que tengas la mínima sospecha de que tu mascota haya podido ingerir estas sustancias, es muy importante que acudas al veterinario lo antes posible y que menciones la posible intoxicación. Poner el tratamiento adecuado puede salvar la vida de tu animal y evitar complicaciones.

Ahora que ya sabes sobre estos posibles riesgos…es importante que evites que las mascotas tengan acceso a estas plantas. Como se dice siempre…»más vale prevenir que curar». De esta manera podréis disfrutar de una Navidad tranquila y siempre en compañía de vuestras mascotas 😉

 

 

 

 

 

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *