Artículos y videos de divulgación, Artículos y vídeos sobre caballos

La Enfermedad de Cushing en el caballo

hirsutismo-cushing caballo

La enfermedad de Cushing es una alteración metabólica producida por una disfunción de una parte concreta de la glándula pituitaria del caballo, concretamente la parte intermedia.

Esta glándula está localizada en la base del cerebro y es responsable de la producción y liberación de distintas hormonas. Al haber una disfunción de la glándula pituitaria se altera la producción de estas hormonas: aumenta la producción de ACTH y se libera más cortisol de lo normal desde las glándulas adrenales. Este aumento de cortisol en sangre va a ser responsable de muchos de los signos clínicos que vemos en los caballos afectados.

¿Puede afectar a cualquier caballo?

Sí que puede afectar a cualquier caballo, aunque en general es más frecuente que la veamos en caballos mayores de 16 años y en ponis.

¿Cuáles son los signos clínicos de esta enfermedad?

            Hay muchos signos clínicos diferentes que pueden aparecer en un caballo que sufra enfermedad de Cushing, en algunos casos sólo veremos cambios sutiles y en otros casos pueden aparecer varios signos a la vez:

  • Pérdida de peso y/o redistribución de la grasa corporal
  • Pelo más largo de lo normal y a veces rizado
  • Predisposición a infosura
  • Beben y orinan más de lo normal
  • Sudoración
  • Abscesos en los cascos
  • Infecciones de piel recurrentes

¿Cómo puedo saber si mi caballo tiene esta enfermedad?

En algunos casos su veterinario puede establecer un diagnóstico presuntivo en base a la historia y los signos clínicos del animal. Para tener un diagnóstico definitivo se deben realizar análisis de sangre específicos que nos confirmen la sospecha clínica.

¿Tiene tratamiento esta enfermedad?

Se trata a base de medicación oral y tratamiento sintomático. Esto implica herraje frecuente, control parasitario, control dental y dietético. La medicación se realiza a base de un fármaco llamado pergolida que ayuda a controlar la regulación de las hormonas que se están liberando en la sangre. Es un tratamiento para toda la vida y en determinados casos encontrar la dosis correcta puede requerir tiempo.

Es importante recordar que hay muchos caballos y ponis que viven muchos años con la enfermedad y pueden llevar una vida activa y feliz sin problema.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *